Cómo cuidar mis sábanas Momo

LAVADO

AGUA FRIA

¿Sabías que los ciclos de agua caliente consumen un 75% más de energía y tienen más probabilidades de degradar las fibras, además de provocar encogimiento en tus piezas?

Te recomendamos utilizar ciclos de agua fría siempre que sea posible: Estás ahorrando dinero y alargando la vida de tu ropa.

Si quieres utilizar agua caliente con fines antibacterianos, puedes lavar tus sábanas Momo a un máximo de 40º.

LEJÍA

No utilices blanqueadores

Si tienes una mancha en tus prendas, lávalas lo más rápido posible. El bambú es una tela que se absorbe rápidamente y por esta razón, cuanto más esperes, más difícil será quitarla.

Los blanqueadores contienen agentes corrosivos que, con un uso prolongado, pueden dañar el tejido y hacerlo más frágil y desgarrado.


Puedes usar lejía sin cloro para las manchas difíciles: tu mejor opción es la lejía oxigenada o a base de enzimas.

ALTERNATIVAS NATURALES

Blanquear y quitar manchas

Agrega un poco de jugo de limón o vinagre blanco a tu ciclo de lavado habitual. No agregue demasiado: un cuarto de taza o menos es suficiente. (Demasiado vinagre blanco puede dañar las sábanas).

Para un mayor blanqueamiento, remoja las sábanas antes de lavarlas. Mezcla aproximadamente una taza de bicarbonato de sodio con aproximadamente un litro de agua y deja las hojas en remojo en la solución durante al menos media hora.

SECO

en la maquina

Te recomendamos secar tus sábanas Momo al aire libre, sin embargo puedes secarlas ocasionalmente en la secadora a baja temperatura y en un ciclo muy delicado.

HIERRO

"Silk" temperature

Si dejas que las sábanas se sequen directamente en el tendedero, parecerán planchadas.

Si no puedes secarlos correctamente, puedes plancharlos a la temperatura mínima correspondiente a la "seda".